¿Que pasaría si eliminaran esta monetización? Que la tele costaría más. “Cobraríamos un poco más de margen en la venta al por menor para compensarlo“, reconoce el CTO de Vizio.

Y aquí llega la gran pregunta: ¿Estaríamos dispuestos a pagar un poco más a cambio de que la tele no nos espíe? ¿O aceptamos ese espionaje mientras nuestro flamante televisor 4K nos cueste lo menos posible?

Quizá lo más lógico sería ofrecer las dos opciones. Algo similar a lo que hace Amazon con sus Kindle, que los vende con y sin publicidad. Pero ningún fabricante de televisores ofrece la posibilidad de elegir. A lo mejor es el momento de planteárselo…